Y seguimos con el tema de las flores para las comuniones, porque son un elemento muy importante en la comunión y porque ¡ya sabéis que nos encantan las flores!

Lo mejor para decorar una comunión es utilizar arreglos florales artificiales para que puedas prepararlos con mucha antelación y olvidarte de este detalle mucho antes del gran día.

Puedes colocar centros florales artificiales de mesa para que cautiven las miradas al entrar al banquete.

La gran diferencia va a ser si quieres que sea más “tranquila” o más “exuberante”. Para ello, tienes que diferenciar entre colores llamativos, como rosas, fucsias, amarillos o más neutros como blancos, marrones, grises, azules claro.

Jardinera exótica con esterlizias para cementerio - CEM1651

Y para la guinda final, puedes usar alguna de las mismas flores con las que decores el banquete en los protagonistas, quizás una corona de flores para ella o un pequeño detalle en la chaqueta de él.